Esta especialidad permite tratar las caries en todas sus fases, desde la más incipiente hasta la destrucción más grande de estructura dental, eliminando el tejido infectado y posteriormente reconstruir todo el tejido perdido con materiales biocompatibles.

FAQ'S

¿QUÉ ES LA CARIES DENTAL?

Se considera a la caries dental como un proceso patológico complejo, de origen multifactorial, infeccioso y transmisible, que afecta a las estructuras dentales de manera irreversible y conlleva la destrucción de tejido dental.

Actualmente es la enfermedad crónica más frecuente, ya que entre el 90% -95% de la población sufre de esta patología.

 

La caries dental es una enfermedad causada por varios factores que hacen aumentar la acidez en la boca y provocan la desmineralización y pérdida de calcio del esmalte.

 

De esta manera, se acaban produciendo unos agujeros en los dientes que son las lesiones conocidas como caries.

 

Algunas personas son más propensas a las caries, por lo que se consideran pacientes de alto riesgo, mientras otras son consideradas pacientes de riesgo bajo o moderado.

 

Este riesgo se puede controlar o reducir. Mediante el tratamiento adecuado a un paciente con riesgo alto de sufrir caries puede pasar a ser considerado de riesgo bajo.

CUAL ES EL CAUSANTE DE LA CARIES DENTAL?

  • La ingesta de alimentos con alto contenido de azúcar y bebidas carbonatadas (refrescos, los ácidos pueden dañar los dientes)

  • Técnicas de higiene bucal erróneas

  • Dieta con una alta presencia de carbohidratos fermentables

  • Dejar pasar mucho tiempo entre las ingestas y el cepillado

  • fármacos

PREVENCIÓN DE LA CARIES

 

  • Cepille los dientes por lo menos 2 veces al día, utilice hilo dental y enjuague bucal diariamente

  • Someter a revisiones dentales periódicas

  • Dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares

  • Utilice productos dentales que contengan flúor, incluida la pasta de dientes


Todas estas medidas, son muy útiles para la reducción del riesgo de caries, pero en ningún caso son medidas de control absoluto. Es por ello que es necesario, al menos anualmente una revisión.

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA CARIES DENTAL?

 

La caries dental tiene como consecuencia la destrucción de los tejidos dentales.

Tras la destrucción del esmalte, la caries ataca la dentina hasta llegar a la pulpa dentaria (el nervio del diente). Produce dolor e inflamación y posteriormente necrosis (muerte pulpar).

Puede derivar en abscesos.

Una vez que la caries ha penetrado en el nervio hay que hacer un tratamiento de endodoncia, es decir, matar el nervio. Sin embargo, depende del grado de destrucción, puede ser que este tipo de tratamiento sea inviable y que se tenga que extraer el diente.

La ausencia de dolor no significa necesariamente ausencia de caries. Es por ello que, dañen o no los dientes, hay que ponerse en manos de un profesional para hacer las revisiones periódicas.