El azúcar es el mayor enemigo de los dientes del niño en relación a la aparición de caries y, sin embargo, es un nutriente muy presente en su alimentación diaria, ya sea en forma de dulces, bebidas azucaradas, golosinas, repostería industrial , etc. 

Esto, unido a una incorrecta o insuficiente higiene oral, puede favorecer la formación de caries incluso cuando todavía tienen la dentición temporal.

Hay que tener en cuenta que cuando la caries afecta un diente de leche y progresa hasta su raíz, se puede formar un absceso que luego afectará también al diente definitivo. De ahí la importancia de llevar cada seis meses a los niños a una revisión, lo que permitirá resolver los problemas de caries en fases iniciales.

CARIES EN LA INFANCIA

CONSEJOS Y PRECAUCIONES EN LA INFANCIA

  • Revisiones frecuentes y desde una edad temprana

  • Corregir hábitos

    • Chupete

    • Biberón

    • Chupar el dedo

PAUTA HIGIENE SEGÚN EDAD

Bebés: Gasa húmeda por la encía después de cada toma de leche

Primeras dientes: Dedal de silicona, una vez al día cepillo infantil

Primeros molares: Cepillo dental infantil

2-3 años: Pasta sin flúor

3-6 años: Pastas dentales con flúor 500ppm (pastas infantiles)

7 años: Mayor concentración de flúor entre 1000 y 1500 ppm